Este blog ya no se actualiza regularmente. Para ver mis nuevas aventuras, echa un vistazo a mi perfil público en Adventoorer, una herramienta para montañeros que tú también puedes usar para crear, planificar y compartir tus aventuras.



Mi Perfil Público en AdventoorerAdventoorer.com

Monthjulio 2011

Jazzaldia · 21-24/7/2011

image

El jueves 21 recogí a Bea en Vitoria y nos fuimos para Donosti. Llegamos un poco tarde y nos costó aparcar, así que nos perdimos como una media hora del concierto de B.B. King. Estuvimos solos, ya que había muchísima gente y era absurdo intentar quedar con alguien más. Bajamos a la arena y disfrutamos del concierto. Cuando terminó intentamos quedar con su amiga Elena, pero no hubo manera. Pero sí estuvimos con Adrián, Karin y Mirari un rato. Disfrutamos también de Aloe Blacc en la carpa Frigo y más tarde de Staff Benda Bilili de nuevo en la arena. No nos fuimos muy tarde, ya que Bea estaba muy cansada.

image

El viernes 22 bajamos a la playa andando. Nos dimos un baño y tomamos un rato el sol. Más tarde quedamos con Elena y comimos los tres juntos en el Caravanserai. Después paseamos hacia el Boulevard, tomamos un helado, y nos fuimos a la terraza del náutico a escuchar al DJ Pete Isaac, donde nos encontramos a Adrián, Karin y Mirari. Fue muy agradable. Por la noche bajamos a los conciertos nocturnos. Llegamos casi sobre las once, así que estuvimos pululando por las carpas pequeñas sin ver nada realmente interesante, y luego a las 00:30 bajamos a la playa a escuchar a un soporífero Dean Wareham Plays Galaxie 500. Para terminar nos pasamos por el Altxerri a escuchar a un grupillo y bailar un rato. Esta vez nos fuimos también pronto.

image

El sábado 23 nos levantamos, desayunamos, y nos fuimos paseando hasta Pasajes San Pedro, donde comimos unos talos y visitamos unos puestos de artesanía antes de coger la barca hacia San Juan. Desde allí paseamos hasta Puntas, parando en el bar que hay a medio camino a comer unas sardinas, una tortilla de patatas y una ensalada. A la vuelta de Puntas nos bañamos en la cala, y al cruzar la barca de nuevo, en San Pedro había fiestas, así que tomamos una cerveza y Elena y Bea unas raciones de atún que estaban cocinando en un puesto. Fue muy bonito. Elena tenía una sonrisa de oreja a oreja. Por la noche llegamos de nuevo tarde a los conciertos, así que fuimos directos a ver Gregario de Luxe, una especie de Blues Brothers que cantaban versiones, muy divertido, y después a la arena a ver a Cut Copy, que no estuvieron mal, pero que se fueron sin más a la hora. Así que hacia la 1:30 nos fuimos a la parte vieja a tomar algo. Tomamos varios chupitos y lo pasamos bien durante un rato. Después Bea se empezó a sentir mal. Salimos fuera un rato y enseguida nos fuimos para casa.

image

El domingo 24 Elena preparó tortitas y desayunamos más bien tarde. Después se despidió y volvió a Bilbao. Nos quedamos Bea y yo un rato tirados en el sofá, y hacia las cuatro y media recogimos todo y nos vinimos para Haro.

Más

Jazzaldia — 21-24/7/2011 — Álbum de fotos en Picasa (algunas fotos por Bea).
donosti-pasaia — Álbum de fotos de Elena en Picasa. 

Néouvielle (3.091m) · 15-17/7/2011

image

El viernes 15 me reuní con Cristóbal, Eugenio, César y Gonzalo para pasar el fin de semana en el Pirineo francés. Fuimos en dos coches hasta el refugio del Néouvielle (3.091m). Llegamos allí en unas cuatro horas, hacia las ocho. Cenamos algo y nos acostamos pronto.

El sábado 16 por la mañana salimos temprano hacia el aparcamiento en el Lago Aubert (2.150m) desde el que comienza la ascensión, a un par de kilómetros del refugio. Comenzamos a ascender todos juntos, Gonzalo y yo delante. Hacia la hora, más o menos, Gonzalo y yo nos habíamos desviado de la ruta principal. Yo decidí continuar hacia arriba para buscar un paso, acercándome cada vez más al Ramougn (3.011m). Finalmente intenté subir a la cima, pero las paredes eran demasiado verticales. Había que escalar y a los lados las caídas eran de cientos de metros, así que a falta de unos 50 metros decidí dejarlo para volver otro día con cuerda. Al bajar me volví a encontrar a Gonzalo, que había estado pululando arriba y abajo por el mismo camino. Intentamos cruzar por un par de brechas, pero era imposible. Finalmente nos volvimos a separar y conseguimos cruzar por unas nuevas brechas que estaban más abajo. Nos reunimos y separamos varias veces hasta llegar a la falda del Néouvielle por un pedregal de rocas que no era el camino habitual.

Ya en la falda pregunté a un grupo y me dijeron erróneamente cuál era el pico. Tras subir un tramo y volver a bajarlo, comenzamos a ver gente subiendo unos neveros hacia otra cima que estaba bastante más alta. Ese sí era el Néouvielle, pero por la altura y la nieve calculé que tendríamos al menos otra hora más. Decidimos subir de todas formas, y a los veinte minutos nos juntamos con Cristóbal, César y Eugenio que ya bajaban. Nos confirmaron que teníamos unos 40 minutos más, así que decidimos llegar hasta arriba. Toda la subida es bastante empinada, pero tras dejar atrás los neveros se sube cómodamente a través de enormes rocas. En la cima picamos algo, nos sacamos unas fotos, y enseguida comenzamos el descenso. Bajamos hasta el aparcamiento de tirón, esta vez siguiendo los hitos, y llegamos sólo unos quince minutos más tarde que los demás, que estaban ya comiendo algo a la orilla del lago. Comimos algo con ellos y después condujimos hasta Tarbes.

Llegamos al hotel en Tarbes sobre las ocho. Nos dimos una ducha y salimos por el pueblo. Tomamos un par de cañas y luego fuimos a cenar a una pizzería que nos recomendaron, donde la comida estaba realmente buena. Después de cenar estuvimos de bares hasta las tres de la mañana, más o menos. En ese tiempo entré a todo el mundo con quien me crucé, y les presenté unas cuantas chicas a Cristóbal y Gonzalo, pero en general la noche estuvo un pelín sosa, sobre todo porque no nos podíamos entender con casi nadie.

El domingo 17 dejamos el hotel a las doce y condujimos hasta Bayona, donde paramos a dar una vuelta y comer algo. Comimos en una brasserie y luego nos fuimos a comer unos crepes. Un pueblo muy bonito. Y finalmente directos hasta Haro. Una paliza de coche, pero un fin de semana estupendo, sobre todo la parte de montaña.

Más

Néouvielle (3.091m) — 15-17/7/2011 — Álbum de fotos en Picasa.

Referencias

Néouvielle (3.091m) — Descripción del Néouvielle en Mendikat.
Ramougn (3.011m) — Descripción del Ramougn en Mendikat.

Ruta del Cares y Curavacas (2.524m) · 13-14/7/2011

image

Esta semana he cogido unos días de vacaciones y he salido al monte. María me había llamado para juntarnos en Galicia, o en algún lugar intermedio, pero no pude hablar con ella, por lo que finalmente decidí irme un par de días a Picos de Europa y disfrutar en soledad.

El miércoles 13 por la mañana salí temprano hacia Palencia. Mi idea era subir el Curavacas (2.524m), luego ir a Caín para dormir en el albergue, y el jueves hacer la Ruta del Cares. El tiempo no era muy bueno, pero aun así llegué hasta Vidrieros (1.341m), me puse la mochila al hombro y empecé a andar. A unos 500 metros me encontré con un lugareño y hablamos un momento. Me comentó que el tiempo no iba a cambiar. El monte casi ni se veía, ya que estaba totalmente tapado por nubes bajas, así que decidí darme la vuelta e intentar subirlo al día siguiente.

image

Cogí de nuevo el coche y conduje hasta Caín. ¡Qué paisajes más preciosos! Ya allí el tiempo no había mejorado, incluso comenzó a llover a ratos. Comencé la Ruta del Cares, una ruta de 13 Km que discurre entre el río Cares hasta el pueblo de Poncebos, a tramos excavada en la roca, en ocasiones bastante aérea, pero siempre impresionante con enormes paredes montañosas a los lados. Como el tiempo no era muy agradable, decidí forzar un poco el paso para entrar en calor. Hice los 13 Km en unas dos horas y disfruté realmente el camino.

Al llegar a Poncebos el tiempo había mejorado un poquito (al menos dejó de llover). Bajé hacia el pueblo y me topé con una oficina de información y la entrada al Teleférico de Bulnes. Pregunté en la oficina y me dijeron que el teleférico era el único acceso al pueblo, pero que también se podía subir andando por una ruta de unos 4 Km y 450 metros de desnivel. Así que para Bulnes me fui, andando claro.

image

Llegué al pueblo en unos 45 minutos. Eché un vistazo, subí a un mirador cercano desde el que no se veía demasiado debido al mal tiempo, luego bajé de nuevo al pueblo, comí algo, saqué unas fotos, y comencé a bajar antes de quedarme frío. La bajada la hice medio corriendo. Fue muy emocionante recorrer el camino, por el que todavía discurrían pequeños riachuelos de agua debido a las lluvias anteriores.

Al llegar abajo tomé directamente la Ruta del Cares de vuelta hasta Caín, sacando algunas fotos y corriendo en tramos durante todo el trayecto. Llegué a Caín hacia las nueve. Me di una ducha, bajé a la sala del albergue con el ordenador un rato, y me fui a acostar sobre las 23:30 realmente cansado, después de un día intenso.

image

El jueves 14 me levanté pronto y salí hacia Vidrieros de nuevo. No había ni una nube en el cielo, el tiempo era excelente. Comencé a ascender hacia las 12:45 y llegué a la cima a las 13:05. El ascenso al Curavacas se hace por un pedregal que resulta bastante incómodo por los tropiezos constantes. Más tarde supe que podría haber evitado parte subiendo por una vía más a la derecha, pero aun así el pedregal se extiende por casi toda la falda.

Nada más salir paré a quitarme la camiseta y darme crema. La ascensión tiene un desnivel de unos 950 metros. Subí bastante tramo sin camiseta, casi hasta la falda del monte. A partir de ahí comencé a ponerme ropa, primero la camiseta de nuevo y luego el chaleco, ya que el cielo se nubló completamente y la temperatura descendió bastante. A unos 200 metros de la cima el paisaje se vuelve impresionante. Asciendes por unas paredes en las que en ocasiones te tienes que ayudar con las manos, y la zona, formada por enormes rocas de color verdusco debido al musgo, te transporta hacia otro planeta.

Al llegar a la cima saqué algunas fotos, comí algo, y aunque hacía frío (incluso se veían unos cuantos neveros permanentes un poco más abajo) descansé un buen rato. Estando allí apareció un tío que venía de subir el Espigüete. Charlamos un rato y me despedí. Bajé por el mismo camino, esta vez resarciéndome del pedregal bajando a la carrera algunos tramos. A ratos coincidimos de nuevo, ya que él también bajó corriendo.

image

En la falda me tumbé un rato a fumar un porro y escuchar música, disfrutando del sol que de vez en cuando aparecía entre las nubes. Hacia las siete llegué de regreso al pueblo, metí todas las cosas en el coche y decidí conducir hasta Haro en lugar de buscar albergue por la zona. Llegué a casa sobre las once.

Más

Ruta del Cares y Curavacas (2.524m) — 13-14/7/2011 — Álbum de fotos en Picasa.

Referencias

La Ruta del Cares — Información sobre de la Ruta del Cares.
Curavacas (2.524m)
— Descripción del Curavacas en Mendikat.

© 2010-2019 Ricardo Puerto

Theme by Anders NorenUp ↑