image

Finalmente he cogido toda esta semana de vacaciones. He estado hablando estos días sobre ello con Diego y hemos decidido quedar en el pueblo el fin de semana para vernos y subir algún monte.

Así que el sábado 22 preparé las cosas y bajé en coche hasta Casas del Monte. Llegué sin prisas, por la tarde. Abel y Lara se habían subido también con Diego desde Badajoz. Fuimos a cenar los cuatro al albergue, tranquilamente, y nos acostamos pronto para madrugar al día siguiente y subir al Camocho, aunque la previsión del tiempo no era nada buena.

El domingo 23 nos levantamos pronto y efectivamente estaba lloviendo y había muchas nubes bajas, así que nos quedamos en casa, desayunando y charlando tranquilamente. Ellos se fueron antes de comer de vuelta a Badajoz y yo llamé a Jose Luís y fuimos al albergue a tomar algo. Después me quedé el resto del día organizando las vacaciones, ya que había salido de casa sin tiempo de hacerlo antes.

image

El lunes 24 me levanté temprano y conduje hasta la Plataforma de los Traviesos (1.900m), un aparcamiento al final de una carretera que sale desde Candelario, un pequeño pueblo cerca de Béjar, en Salamanca. No se veía prácticamente nada, la niebla era muy densa pero dejó de llover, así que decidí comenzar a andar esperando que el tiempo mejorara un poco, o que al menos no se pusiera a llover de nuevo. Eran las 12:30. Comencé la ruta por el sentido opuesto al marcado en el track y me metí directamente en una zona de arbustos por la que era prácticamente imposible caminar. Estuve intentando buscar una senda durante largo rato, hasta que me di cuenta de que estaba en la vuelta y decidí volver al aparcamiento. En total perdí cerca de hora y media. Desde el aparcamiento encontré fácilmente el sendero hacia la cima y comencé a ascender. La ascensión es tranquila y el sendero está muy bien marcado. Una vez arriba llegué enseguida al Calvitero (2.401m), el cual casi paso de largo debido a la niebla. Saqué un par de fotos y continué por la cresta. Hacía un viento muy frío. Tras un rato cogí un desvío hacia la segunda (y más alta) cima, el Canchal de la Ceja (2.435m), el monte más alto de Salamanca. Hice otro par de fotos y bajé de nuevo al sendero para continuar hacia la tercera cima, el Torreón (2.401m), el monte más alto de Cáceres. Este último me costó encontrarlo. Tuve que bajar por una ladera y rodear el monte por una zona bastante escarpada, más o menos intuyendo el camino, ya que el GPS no funcionaba del todo bien. Finalmente lo encontré (es un torreón de piedra de unos cuatro metros de altura con un vértice geodésico en lo alto). Hice otras fotos y cogí el camino de vuelta. No quería volver por donde había venido, así que consulté el GPS para intentar no perderme. No obstante, tras unos 500 metros me di cuenta de que iba en dirección totalmente opuesta (es muy fácil desorientarse con niebla). Intenté tomar la dirección correcta rápidamente y me metí en una zona de nuevo escarpada en la ladera. No sabía dónde estaba y la batería del teléfono se estaba agotando. En esos momentos lo pasé un poco mal, hasta que finalmente encontré el camino que había recorrido anteriormente y me relajé un poco. Intenté hacer toda la vuelta prestando mucha atención a los hitos, andando deprisa porque hacía mucho frío. Tras largo rato recorriendo la cima, comencé la bajada por la ladera hacia el aparcamiento. La vegetación comenzó a aparecer y en un momento incluso el cielo se despejó y pude contemplar el paisaje y disfrutar de la puesta de sol. Hice unas cuantas fotos más antes de llegar al aparcamiento, sobre las 19:30, ya anocheciendo. Tenía las botas totalmente caladas. Me cambié en un momento pero me quedé frío enseguida. Puse la calefacción del coche a tope y conduje hasta Vallejera de Riofrío, un pueblo también cerca de Béjar donde había visto que había un albergue. Al llegar pregunté a unas personas y me dijeron que el albergue estaba cerrado, así que decidí volver al pueblo y dormir allí, ya que estaba sólo a unos 40 Km.

image

El martes 25 salí de nuevo temprano, esta vez con la intención de volver por la noche. Mi idea inicial era pasar la noche cerca de El Barco de Ávila para subir el miércoles el Almanzor, pero la previsión del tiempo no era nada buena. Conduje hasta Puerto Castilla, un pequeño pueblo cerca de El Barco de Ávila, también en Salamanca, por la misma zona que el día anterior. Desde el pueblo metí el coche por una pista en el límite de lo recomendable, hasta que llegué a un punto unos 2 Km al SE en el que había una valla (1.387m). Desde allí comencé a ascender a pie por la misma pista atravesando un pinar, dirección a la Covacha (2.395m). Eran las 11:30. El cielo estaba nublado pero no hacía tanto viento como el día anterior, así que la temperatura era agradable. De nuevo di un par de pequeños rodeos al salir del pinar, pero encontré camino enseguida. Todo pista evidente hasta llegar a la Laguna del Barco, que rodeé por la derecha en lugar de por la izquierda porque no pude cruzar el río por ningún sitio debido a la cantidad de agua que llevaba. Comenzó a nevar. Al final de la laguna se veían unas paredes muy verticales, nevadas y cubiertas por nubes. No estaba seguro de continuar con tan mal tiempo, pero seguí avanzando. Comencé a ascender por las paredes y ni siquiera podía ver cuál era la cima. La laguna está a 1.800m de altitud, así que calculé que todavía tenía que superar 600 metros de desnivel. Miraba hacia arriba y veía picos realmente altos. Aun así iba salvando el camino sin complicaciones. Excepto un paso en el que bajar hubiera sido complicado, el resto transcurría entre rocas nevadas por las que se andaba bien, aunque había que hacerlo despacio y con cuidado. Seguí subiendo y subiendo. En un momento dejé de ver hitos y tuve que subir por donde me pareció. Estaba nervioso por el hecho de estar tan alto, con tan mal tiempo y subiendo monte a través, pero por otra parte lo único que podía hacer llegado ese punto era encontrar la cima, y en ningún momento el camino se puso realmente complicado. Casi arriba las nubes se despejaron un poco y pude ver la cima, todavía un poco lejos pero con muy buen aspecto. Seguí subiendo hasta conectar con el track del GPS, llegué a un pequeño collado y desde allí a la cima, señalada con un vértice geodésico que tenía mucha nieve. Dejé los guantes e hice unas fotos. No estuve más de cinco minutos, pero en ese tiempo los guantes se habían congelado. Comencé a bajar por el lado contrario, confiando en que no fuera tan escarpado como el de la subida. Afortunadamente no lo era. Seguí bajando, tranquilamente, siguiendo el track. O eso pensaba. En un momento se volvió a despejar de nuevo y vi un lago abajo. Pensé que era la Laguna del Barco, así que comencé a bajar siguiendo unos hitos. Pero no podía reconocer el paisaje del todo. Casi abajo el GPS volvió a funcionar y me di cuenta de que prácticamente me había salido del mapa. Esta era otra laguna y tenía que volver a subir un collado para retomar el camino correcto. Bajé, volví a subir, llegué al collado y decidí rodear el monte para retomar el camino en su lado opuesto. Finalmente vi otra laguna y esta vez sí reconocí el paisaje. Comencé a bajar muy despacio, ya que la roca estaba mojada y resbalaba bastante. Aunque parecía estar cerca, tardé largo rato en bajar. Una vez allí me relajé y comencé a andar en llano, rodeando la laguna de nuevo por el mismo camino. Tras dejar la laguna atrás, seguí la larga pista hasta el pinar. Bajé por éste, de nuevo por pista, hasta llegar al coche. Eran las 19:30 y ya había comenzado a oscurecer. Me cambié, puse de nuevo la calefacción del coche a tope y conduje hasta el pueblo.

El miércoles 26 me levanté sin prisas, ya habiendo decidido el día anterior dejar el Almanzor para otro momento debido al mal tiempo. Comí tranquilamente, repuse fuerzas, limpié la casa y conduje hacia Salamanca. Allí aproveché para comprar un par de cosas en Decathlon y Forum. Más tarde llamé a Francis y nos reunimos por allí. Le acompañé a comprar un par de cosas, luego fuimos al supermercado y más tarde a su casa. Enseguida llegó Horten con los niños. Charlamos un rato, cenamos todos juntos y vimos la tele un rato más antes de dormir.

image

El jueves 27 estuve otro rato con Francis y a media mañana me despedí y conduje dirección Valladolid, hacia Castrillo de Duero (796m). Desde allí sale una pista que tiene una pequeña subida al principio y que luego continúa totalmente llana por la meseta. En alrededor de hora y media llegué al Cuchillejo (934m), el punto más alto de Valladolid. No se puede considerar un monte propiamente dicho, es simplemente un bloque de piedras con un vértice geodésico en mitad de un prado. Hice un par de fotos y anduve unos cientos de metros más hacia el Robleñada (931m), no el punto más alto pero tal vez el más representativo por encontrarse íntegramente en la provincia, ya que Cuchillejo linda con Segovia. Allí encontré un bloque con una chapa. Hice un par de fotos y comencé deprisa la vuelta, ya que se avecinaba una tormenta. El recorrido es muy sencillo. Tardé unas dos horas y media en volver de nuevo al coche, pero se me hizo un poco pesado porque no me encontraba bien del estómago. Una vez en el coche, conduje de vuelta a Haro.

Más

Vacaciones por Cáceres, Salamanca y Valladolid — 22-27/10/2011 — Álbum de fotos en Picasa.

Referencias

Calvitero (2.401m) — Descripción del Calvitero en Mendikat.
Canchal de la Ceja (2.435m) — Descripción del Canchal de la Ceja en Mendikat.
Canchal de la Ceja, El Torreón, Calvitero — Descripción de la ascensión a estas tres cimas (incluye además notas sobre nombres locales y fronteras).
Covacha (2.395m) — Descripción de la Covacha en Mendikat.
Cuchillejo (934m) — Descripción del Cuchillejo en Mendikat.
Robleñada (931m) — Descripción del Robleñada en Mendikat.
Travieso – Calvitero – CANCHAL CEJA – TORREÓN © Ima 2007
— Track de referencia en Wikiloc para ascender al Calvitero, Canchal de la Ceja y Torreón (volví por el mismo camino de ida).
Covacha desde Puerto Castilla — Track de referencia en Wikiloc para ascender a la Covacha (en algún punto de la falda perdí los hitos y subí y bajé monte a través).
Cuchillejo (933 mts) – Robleñada (927 mts) (Valladolid) — Track en Wikiloc para llegar al Cuchillejo y al Robleñada.