image

El jueves 8 me levanté temprano y preparé las cosas para pasar los próximos días en Asturias con Mikel, Anja, Javi, Andrés y Kaori. Conduje hasta Bilbao y aparqué el coche en Barakaldo. Mikel me recogió, pasamos a buscar a Anja y salimos los tres en el coche de Mikel hacia Llanes. Llegamos algo tarde y con hambre, así que paseamos un poco por el pueblo y nos metimos en un sitio a comer un plato combinado. Más tarde condujimos hasta Naves y fuimos a ver la Playa de Gulpiyuri, una pequeña pero atípica y curiosa playa que se encuentra localizada tierra adentro, rodeada de verdes prados y bañada indirectamente por el mar a través de los huecos formados por los acantilados. Más tarde condujimos hasta la Playa de Guadamía para ver los Bufones de Pría, unas grietas en la roca de la costa conectadas al mar por las que el oleaje expulsa agua pulverizada a gran altura produciendo un característico silbido (o bufido). Finalmente llegamos a la casa rural que habíamos alquilado en Villanueva de Pría, preparamos la cena y nos fuimos a acostar pronto.

image

El viernes 9 nos levantamos temprano y nos fuimos Mikel, Javi, Anja y yo hasta Sotres (1.047m), donde dejamos el coche sobre las 10:45 y comenzamos a ascender hacia el Refugio Urriellu (1.903m), a los pies del Naranjo de Bulnes. Es un recorrido muy bonito y muy bien señalizado. Algo antes de llegar comenzamos a encontrar nieve. Llegamos al refugio sobre las 13:30 y nos quedamos dentro alrededor de una hora, comiendo algo y secando la ropa al fuego de la chimenea, donde el guarda nos llamó la atención por intentar meter más troncos. Curiosamente, encontramos allí a una pareja amigos de Javi. Salimos del refugio sobre las 14:30 con intención de coger otra ruta para bajar hacia Bulnes y de ahí a Poncebos. Pero nos confundimos de camino justo al salir y comenzamos a andar mucho más alto. Al tiempo nos dimos cuenta y decidimos bajar monte a través para dar con el sendero. La bajada se demoró bastante, ya que era todo roca nevada. Javi y Anja iban especialmente despacio. Tras largo rato bajando, incluyendo un divertido descenso por un pedregal, recuperamos el camino.

image

Habíamos perdido mucho tiempo y Mikel estaba preocupado por la falta de luz. Queríamos ver las luces de Bulnes antes de que se hiciera de noche, pero no hacíamos más que bajar y bajar y no veíamos nada. Hacia las 17:30 hablamos Mikel y yo mientras esperábamos a Javi y Anja y decidimos separarnos. Sólo teníamos mi frontal y se estaba haciendo de noche. Mikel pensó que sería mejor que uno de los dos se adelantara para reunirse con Andrés y Kaori e ir a buscar el coche a Sotres para estar de vuelta en Poncebos antes de que el resto bajara. Así que yo me adelanté y Mikel se quedó el frontal para ir bajando los tres con él.

image

Comencé a bajar rápido y enseguida se hizo de noche. No se veía prácticamente nada, pero podía ir bajando con cautela. Ni siquiera la luna había salido todavía. Al rato de recorrer el sendero comencé a ver las luces de Bulnes. Logré bajar ladera abajo, cruzar el río y llegar al pueblo, por el que pasé rápidamente. A partir de este punto me relajé algo más, ya que ya conocía el camino. Pasé por delante del funicular y tomé el sendero que baja a Poncebos. En el camino adelanté a una pareja que bajaban con frontal. Me preguntaron si quería ir con ellos, pero les dije que tenía prisa. Casi antes de llegar sonó mi teléfono. Era un número fijo. Andrés me estaba llamando desde un bar de Poncebos. Le dije que me había adelantado y que estaría allí en unos quince minutos.

image

Seguí bajando y a los quince minutos llegué a Poncebos. Andrés y Kaori estaban esperando al lado de la carretera. Les conté lo sucedido mientras conducíamos hacia Sotres a por el coche de Mikel. Después ellos se fueron hacia Pría, para poder comprar algunas cosas de camino, y yo anduve unos veinte minutos más por pista hasta donde habíamos dejado el coche. Justo al llegar allí recibí otra llamada, del mismo número fijo. Me extrañé al principio, ya que no esperaba que los demás hubieran bajado tan rápido. Había calculado que tardarían alrededor de una hora más que yo y no había pasado tanto tiempo. Era Javi, me decía que estaban en el bar de Poncebos. Le dije que estaba de camino. Extrañado, conduje de vuelta.

Cuando llegué a Poncebos Mikel estaba muy nervioso. Resulta que ellos habían cogido el funicular para bajar y no imaginaban que yo hubiera llegado tan rápido, por lo que pensaron que me había pasado algo, ya que a ellos les costó un montón bajar con frontal y yo no llevaba. Finalmente aclaramos el malentendido, nos tomamos una cervecita en el bar y condujimos hasta la casa rural. Cenamos, estuvimos un rato de tertulia y nos volvimos a acostar pronto.

image

El sábado 10 hicimos un paseo costero desde Poo hasta Celorio, pasando por las playas de Poo, San Martín y Palombina. Hay unas playas preciosas por toda esa zona, repletas de entrantes en los acantilados y pequeños islotes. Después cogimos el coche hasta el puerto de Barro y desde allí caminamos por las playas de Niembro y Torimbia. En esta última estuvimos jugando un rato a ver quién tiraba piedras más lejos y Andrés se cayó de espaldas al intentar subir al puesto del socorrista. Desde allí volvimos por pista hacia Niembro. Por la noche cenamos, vimos el partido Madrid-Barça tomando unos gin tonics y después jugamos al Trivial Pursuit y a la Escoba hasta tarde.

image

El domingo 11 por la mañana recogimos la casa y la dejamos hacia las doce. Condujimos hasta Ribadesella y estuvimos paseando por la Playa de Santa Marina. Pese a ser un pueblo costero sin nada aparentemente especial, se respiraba un ambiente muy pijo. Después fuimos a comer algo a un merendero cercano y más tarde cogimos carretera hacia Bilbao. Nuestra intención era parar en Comillas, pero se desviaba mucho del trayecto, así que finalmente decidimos parar en Santander. Estuvimos paseando desde la Playa del Sardinero hasta la Península de la Magdalena, donde vimos focas, pingüinos y barcos antiguos. De vuelta pasamos por la Playa del Camello, llegamos al coche y nos despedimos. Anja, Mikel y yo nos fuimos hacia Bilbao, y Javi, Andrés y Kaori hacia Donosti. En Bilbao me despedí de Anja y Mikel y conduje hasta Haro, donde llegué bastante tarde.

Han sido cuatro días de mar y montaña, con día de cierta tensión incluido, afortunadamente con final feliz, y paseos costeros por preciosas playas y acantilados disfrutando y riendo un montón en buena compañía.

Más

Puente en Asturias — 8-11/12/2011 — Álbum de fotos en Picasa.
puente de la inmaculada constitucion — Álbum de fotos de Mikel en Flickr.
asturias puente inmaculada constitucion — Álbum de fotos de Mikel en Google+.
Asturias 8 – 11 Dec 2011 — Álbum de fotos de Anja en Picasa.
Deciembre 2011 — Álbum de fotos de Kaori en Facebook.
ASTURIAS DICIEMBRE 2011 — Álbum de fotos de Javi en Picasa.

Referencias

Refugio de Urriellu — Descripción aproximada de la ruta de montaña.