image

El viernes 20 por la tarde subí a Vitoria en coche y de allí nos fuimos todos (mayoritariamente los amigos de Mari Jose del club de montaña) hacia Riglos. Llegamos casi de noche y cenamos en el refugio. La cena estuvo muy bien.

El sábado 21 desayunamos en el refugio y salimos a hacer una de las vías. Muy bonita, sobre todo la pared vertical del final. De ahí nos fuimos a hacer otra vía cercana, donde comimos algo antes. Esta última fue más bonita, ya que era más larga y con más pendiente, y al final tenía una bajada por pared bastante impresionante. Por la noche llegamos a otro refugio en el que cenamos algo y después estuvimos un poco de tertulia.

image

El domingo 22 salimos temprano e hicimos una tercera vía que era todo subida a través de un canal, también muy bonita. Comimos algo al terminar y volvimos hacia Riglos y de ahí a casa.

Respecto a Riglos, es un pueblo al pie de unos riscos impresionantes con muchas vías de escalada, algunas de más de 300 metros. Me moría de envidia al ver a gente escalando en las paredes. Quizá algún día…

Más

VIAS FERRATAS — Álbum de Héctor en Facebook.